Usar el poder de su compañía para hacer un podcast único y memorable

Esa es la idea detrás de los podcasts originales de las marcas: utilizar sus recursos y sus capacidades para producir contenidos enganchadores, inolvidables, irrepetibles.

Los podcasts son “como una llamada telefónica de un amigo que quiere compartir algo muy interesante contigo”. Lo dice Kerry Donahue, productora, consultora y estratega neoyorquina, considerada una de las pioneras del podcasting. Con esta definición, Donahue resalta la potencia del podcast para lograr cercanía con la audiencia. 

Ya sea que se trate de entregar contenidos informativos, contar historias reales o de ficción, entretener o acompañar en el camino del crecimiento personal, ningún formato tiene lo que logra el podcast: hablarle al oído al usuario, ir siempre con él en su bolsillo y acompañarlo incluso cuando corre, va camino del trabajo, de regreso a la casa o cuando quiere aprovechar su tiempo libre. 

Y es justamente por esto que el podcast “ha llegado para sumar posibilidades comunicativas, pero también comerciales a las que ya posee la radio desde hace décadas”, como señala María Espinosa, una de las españolas que más sabe de podcasts.

Pero adicionalmente, en la coyuntura surgida por la pandemia de COVID-19, muchos de los hábitos de consumo de contenidos se han modificado. Mientras algunos formatos, como el cine, se han visto perjudicados en términos de audiencia, el podcast no ha parado de crecer y consolida cada vez más su lugar entre las preferencias de la gente.

Escuchar podcast, eso que podía parecer propio de una minoría hace apenas unos años, se volvió una actividad tan frecuente como ver Netflix o escuchar música. Es justamente por eso que Spotify, Apple, Amazon y decenas de compañías están en una auténtica batalla sonora para cautivar públicos y conquistar oyentes en sus plataformas.

Las marcas, que siempre están en busca de canales para comunicarse con los clientes, ven que el del podcast es un terreno cada vez más interesante, por tres razones: cercanía, incremento de la audiencia y fidelidad, pues otra de las características del formato es que quienes lo consumen suelen esperar y recibir con gusto cada nuevo episodio de sus programas favoritos.

Los que han entendido el marketing de contenido saben que la comunicación de marca ya no apunta únicamente a vender o construir imagen: desde la aparición de las redes sociales vivimos en tiempos de conversación. Así, el podcast se convierte en el camino predilecto de las marcas que quieren ser escuchadas. Y no solo por sus clientes, también por sus trabajadores y por una sociedad que cada día más disfruta de la variedad de voces y sonidos que vienen poblando el universo digital.

Steve Pratt, uno de los referentes mundiales del branded podcast y cofundador de la productora canadiense Pacific Content, tiene la recomendación perfecta para las compañías que quieren incursionar en la nueva era del audio: que su podcast parezca “un regalo para su audiencia que solo podría ser creado por su marca”.

¿Alguna vez le ha pasado disfrutar de un contenido? ¿Ha sentido que es una experiencia tan valiosa y significativa que quisiera darle las gracias a la persona o compañía que se encargó de crearlo? Si tiene una playlist de canciones favoritas, un libro que ha leído varias veces o una película de la que recuerda hasta los créditos, sin duda sabe cuánto se aprecia un contenido entrañable.

Lograr eso es la nueva apuesta de las marcas en los terrenos del podcast.

    Share This
    × ¿Quieres empezar a producir tu podcast?